sábado, 5 de noviembre de 2011

P (política)

Cuento en el que todas las palabras empiezan con P

Pingüina y Pingüino parten la Patagonia en partes proporcionales: para prevenir la piratería profana, proponen. Pocos paladean la píldora: puras patrañas, protestan; puras pavadas. Pero personas piadosas piensan que el país progresó con pingüinos en el poder y perdonan los pecados de la propiedad privada. Los peligros se pasan porque priman las pasiones primordiales por sobre las patrimoniales. Se puede participar paradojalmente pasando por pelotudos pero practicando propuestas periféricas, pacíficas y prácticas. Permitiendo proposiciones populares, planteando problemas para paliarlos en profundidad. La patria pide pista para planear por las plenitudes planetarias.

Moraleja: Suele ser más conveniente interceder en política desde el llano que volverse político.

(De Luisa Valenzuela, publicado en el blog Internacional Microcuentista)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada